alimentación · consejos y trucos · salud

ALIMENTOS INTEGRALES, QUE NO OS ENGAÑEN

Como sabréis una de las causas más importantes en el desarrollo del cáncer es la alimentación, yo era muy inconsciente al respecto, pero por circunstancias de la vida, leí y me informé.

Desde entonces tengo (entre otras) unas pautas básicas para la alimentación, cocino sin sal, no tomo harinas refinadas (harinas blancas, no integrales), he dejado el azúcar y nada de carnes rojas (que por cierto la OMS ha reconocido que tanto estas como el embutido son cancerígenos podéis verlo aquí)

Pero… ¿sabemos realmente lo que compramos? 12191834_10207526546259192_2482475984988577192_n

Whole grain image_ES
Partes del grano integral

Pues hoy os quiero hablar de los alimentos “integrales” pues integral es integral, es decir alimentos elaborados con el grano completo, con harinas que no han sido refinadas… El tema es que parece ser que ahora está de moda y en los super mercados empezamos a ver cada vez más “productos integrales” pero aquí tenemos otro engaño, cuando veamos integral NO NOS PODEMOS FIAR por ejemplo, si os fijáis en los ingredientes del pan veremos algo cómo: harina de trigo, salvado de trigo, azúcar…. si algo se considera integral tiene que tener como ingrediente principal HARINA DE TRIGO INTEGRAL. (en este caso hablando de pan de trigo)

Lo mismo ocurre con la pasta, en muchas de las marcas que se han sumado a la moda de lo integral vemos que pone integral y abajo lo adornan con frases del estilo: “alto contenido en fibra” sin embargo en la parte de atrás no pone como único ingrediente el trigo integral. Aquí os dejo un par de ejemplos:

11231212_10207526545339169_3531208863674826290_o 12183828_10207526543259117_6332000964599346118_o

¿Consideráis integrales estos alimentos? En el primero podemos observar como más de la mitad de los ingredientes (55%) es harina no integral.

Como saber si un alimento NO es 100% integral:

Lo primero es que no basta con leer el nombre del producto, pues queda demostrado que no es fiable, debemos leer la parte de atrás: los términos descriptivos que forman parte del nombre, como por ejemplo molido a la piedra, multigrano, multicereal, con semillas, trigo al 100%, o salvado, no indican necesariamente que se trate de un producto integral.

En algunos países para considerar un alimento integral tienen un porcentaje especificado de granos enteros para su elaboración, por ejemplo según la Food and Drud Administration (FDA) de los Estados Unidos, se considera integral un alimento si posee, al menos, 51% de granos enteros en su composición. De esta manera está garantizado que el organismo absorba la fibra proveniente de esa fuente. Muchos de los productos que encontramos en el mercado poseen baja cantidad de granos enteros nutrientes y fibra y aún así lucen la etiqueta llamativa de integral.

Con esto únicamente intento que seamos un poco más conscientes de lo que compramos e ingerimos, al menos que no nos engañen, por ello quizá vale un poco más la pena pararse un momento a leer los componentes en las etiquetas, además cabe destacar que este tipo de alimentos suelen tener un coste mayor, que no nos den gato por liebre!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s