actividad física

¿Hacer ejercicio con chubasquero adelgaza más?

No hace demasiado tiempo vi en un periódico deportivo que un futbolista realizaba un entrenamiento a una elevada temperatura ambiental con una sudadera gruesa. Le he estado dando muchas vueltas e incluso lo he comentado con otros colegas de INEF, y es por eso que he decidido escribir al respecto.

¿Eres de los que crees que por hacer ejercicio con chubasquero en pleno verano o más abrigado de lo normal vas a sudar más y por lo tanto adelgazar más? Pues lo sentimos, pero… Te equivocas, si que vas a sudar más, evidentemente, pero no por ello vas a adelgazar.

Si es cierto que es importante protegerse de las radiaciones del sol con crema solar o con prendas de manga larga y así evitar las posibles quemaduras que se puedan sufrir, pero de ahí a entrenar con más prendas de las necesarias hay una gran diferencia.

Cuando realizamos un esfuerzo físico, en nuestro organismo se acelera el metabolismo basal y aumenta la producción de energía, de esta energía entre el 25-30% se convierte en eficiencia mecánica mientras que el 70-75% restantes se libera en forma de calor. Si todo este calor que generamos no se elimina nuestra temperatura corporal se elevaría demasiado, causándonos consecuencias negativas.

El sudor no es más que el mecanismo que emplea nuestro organismo para regular la temperatura corporal, transpiramos para refrigerar el cuerpo. Por lo tanto queda claro que NO estamos quemando grasa, solo disminuyendo la temperatura que hemos generado con el esfuerzo realizado.

Evidentemente si te pesas tanto antes como después de realizar ejercicio y haber sudado tu peso se verá disminuido, pero lo único que has perdido es LIQUIDOS y otra vez más esa disminución de peso no es referente a la grasa (es más, el músculo pesa más que la grasa).

CONSECUENCIAS PARA LA SALUD

peliculas-10107-imagen4Hemos llegado a ver y escuchar realmente barbaridades como entrenar con chubasquero a pleno sol, cubrirse con film transparente, utilizar prendas gruesas y de colores oscuros, incluso hacer ejercicio con neopreno o salir a correr por el asfalto en las horas de más calor.

No es solo que estas “técnicas” no funcionen, si no, que pone en riesgo la salud de quienes las practican e incluso afectan de manera negativa al rendimiento deportivo. Os lo explicamos:

 

  • DIFICULTAMOS LA EVAPORACIÓN DEL SUDOR: a parte de incrementar de forma significativa la sudoración este tipo de materiales no son transpirables y evitan que el sudor se evapore, esto puede generar alergias e irritaciones de la piel. Si os dais cuenta cada vez más chubasqueros destinados para hacer deporte cuentan con tejidos diferentes o incluso de rejilla en zonas como son la nuca o la axila.
  • EL SUDOR se compone esencialmente de agua y de algunos minerales, principalmente de SODIO y CLORO, el sodio y el cloro (junto con el potasio) se encargan de realizar funciones vitales como por ejemplo generar impulsos eléctricos para la CONTRACCIÓN MUSCULAR, incluso la del corazón. Al eliminar más cantidad de sodio y cloro de la necesaria nos enfrentamos a un menor rendimiento deportivo, disminuyendo la resistencia y aumentando la fatiga. 
  • EL AGUA es un elemento fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, con una sudación excesiva lo que estamos es sometiendo al cuerpo a una posible deshidratación. Es imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro sentidos, además es el principal componente de la sangre y este e el mayor mecanismo de transporte que tenemos, hace llegar oxigeno, nutrientes y hormonas a nuestras células así como transporta los productos de deshecho para que después puedan ser eliminados.
  • Cuanto más se eleva la transpiración también se eleva la frecuencia cardíaca por lo que disminuye el rendimiento y acelera la aparición de la fatiga.
  • El calor excesivo hace que aumente la sudoración y que se dilaten los vasos sanguíneos en un intento de enfriar el cuerpo, el problema llega cuando estos dos mecanismos de ajuste empiezan a fallar, lo que ocurre es que la circulación sanguínea intenta regular la temperatura y la presión sanguínea a la vez. Una vasodilatación excesiva puede producir una inestabilidad circulatoria.

CONCLUSIÓN:

La grasa no es como la mantequilla que se derrite con el calor. Sudar NO es sinónimo de adelgazar. Deja los chubasqueros para los días de lluvia y si lo que quieres es adelgazar deja técnicas absurdas que te fatiguen más de la cuenta que disminuyan tu rendimiento y que pongan en peligro a tu organismo, come sano y equilibrado y practica ejercicio todos los días de manera controlada y responsable! No lo olvides: MIMA TU CUERPO!

 

 

fuentes:

– Nutrición para la salud, la condición física y el deporte. (Melvin H. Williams)

Imagen: Película “el lado bueno de las cosas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s